Ya tocaban que llegasen esos días de descanso que da La Navidad, no son muchos pero son de lo más esperados. Para aquellos que quieran hacer algo diferente durante sus breves vacaciones les proponemos algo de enoturismo por La Rioja.

Con este tiempo la playa llama más bien poco por lo que la mejor opción es ir a ver lugares donde antes no se ha estado, buscar experiencias nuevas y pero sobre todo buscar tranquilidad, pero sin alejarse demasiado. En muchas ocasiones se piensa que el enoturismo se cierne tan solo a visitas a bodegas y catas, pero en realidad la oferta es muy amplia. Por supuesto que el protagonista es el vino, pero la gastronomía es  otro de los platos fuertes de esta comunidad, no hay restaurante donde no se pueda probar unas patatas o bacalao a la riojana. Por no dejar de lado el paisaje y los numerosos puntos turísticos a visitar.

A continuación os dejamos una web muy útil para organizar una escapada, podréis encontrar sesiones de belleza y spa de vinoterapia, cursos express de catas, deporte entre los viñedos, restaurantes, y como no podían faltar visitas a bodegas.