Ya se acercan Melchor, Gaspar y Baltasar, y aunque vienen cargados de regalos el roscón de reyes nos toca comprarlo o hacerlo a nosotros, hoy os dejamos una receta de un roscón con un sabor alternativo al tradicional que hemos encontrado en Kanela y Limón: Roscón de reyes de calabaza.

La calabaza va a darle un toque de sabor más intenso, jugosidad y un color muy apetecible. Nunca está de más probar cosas nuevas en las comidas familiares, además siempre podéis comprar un roscón tradicional para aquellos que no les guste la calabaza, aunque normalmente cuando se usa este ingrediente en postres su sabor cambia un poco y se camufla, pero les da un buen toque de intensidad.

5502-roscon-de-reyes

Ingredientes:

  • 60g de leche tibia
  • 13g de levadura fresca de panadería
  • La ralladura de un limón y media naranja
  • 20g de zumo de naranja
  • 50g de manteca de vaca derretida
  • 3 huevos tamaño L
  • 200g de puré de calabaza
  • 8g de esencia o aroma de anís
  • 100g de azúcar
  • 650g de harina

Preparación:

La preparación es sencillísima. Deshacemos la levadura en la leche tibia y colocamos todos los ingredientes en la cubeta de nuestra panificadora o amasadora en el orden mencionado. Escogemos un programa que solo amase en mi caso es el número 7 que tiene una duración de 15 minutos. Lo selecciono 3 veces, es decir amaso durante 45 minutos. Transcurrido el tiempo retiro la masa y la pongo en un bol amplio untado de aceite, la tapo con un papel film aceitado por la cara en la que va a estar en contacto con la masa y lo dejo a temperatura ambiente una hora y a continuación guardo la masa en la nevera toda la noche. A la mañana siguiente retiro la masa de la nevera y le doy forma de roscón. Dejo levar de nuevo hasta que aumente por lo menos el doble su volumen, pinto la superficie de huevo batido y decoramos al gusto. Introducir a horno precalentado a 180ºC durante 25 minutos. Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Vamos con las opciones de vinos para combinar con nuestro roscón. Os recomendaremos que vinos se usan para cada postre así ya sabéis cuál usar en cada caso:
Para las frutas o postres con la fruta como ingrediente principal se recomienda el Cava o el Champagne por la frescura de la fruta.
Para el chocolate, el rey de los postres, recomendamos blancos melosos, vinos dulces naturales o vinos de licor porque van muy bien con la pesadez del chocolate.
Y por último para tartas o en este caso nuestro roscón los rosados y los semi-secos son una buena opción.