Seguro que más de uno ya ha comenzado las compras de Navidad y es que es mejor ir con tiempo al supermercado y hacerse con los mejores productos que esperar al último momento y conformarse con lo que queda. Por supuesto, lo primero en comprarse son los productos no perecederos y las bebidas. Si estáis dudosos sobre qué vino servir durante la comida o cena, seguid esta pequeña guía:

Vinos-para-la-cena-de-Navidad-2

1 APERITIVOS

Para dar la bienvenida nada mejor que unos deliciosos aperitivos; más o menos todos solemos tirar por los mismos: canapés, aceitunas, frutos secos, salmón ahumado, jamón serrano o unas lonjas de queso.  La mejor elección para acompañarlos es un vino que su grado alcohólico no sea muy alto (11% vol.), un vino ligero. Tiraremos por vinos blancos más ligeros  

2 PLATOS FUERTES

Si nos hemos decantado por el cordero asado, este agradecerá un vino corpóreo, como los tintos de La Rioja. Este tipo de vinos aligerarán las sensaciones grasas del cordero en boca. Nos iremos a Crianzas o Reservas.

Otro de los platos estrella en Navidad es el besugo a la espalda. Para potenciar su sabor los acompañaremos con un tinto suave.

Si hemos optado por carne blanca como el pollo o el pavo, podremos maridarlo, o bien con un tinto joven algo afrutado o un blanco de la variedad verdejo.

Si vamos a servir marisco, no hay duda,  elige un buen albariño (aportará a la receta un contrapunto excelente gracias a la complejidad de sus notas yodadas y salinas).

¡Esperamos que nuestros consejos os sirvan para la elección del vino!

Pero si queréis acertar con el vino, no dudéis en llevar nuestro nuevo Crianza 2013.

Oferta Navidad 2015