Ya os hemos hablado de los beneficios de beber, con moderación Vino tinto, y existe una creencia generalizada de que el Vino blanco cuenta con las mismas características, pero parece que hay algunas diferencias.  La  principal diferencia entre ambos Vinos se encuentra en el proceso de elaboración, veámoslo por separado:

Proceso del vino blanco: 

En el caso de la uva blanca, se separan la piel del mosto y se fermenta únicamente el mosto, obteniendo el vino blanco.

Proceso del vino tinto: 

La uva tinta se prensa también, pero la piel se deja en el mosto durante la fermentación lo que provoca que los pigmentos pasen al mosto produciendo el vino tinto.

La diferencia en ambos procesos es la piel, en el caso del vino tinto se mantiene, en caso del vino blanco se estruja la uva para obtener el líquido pero se deshacen de la piel. Es ahí donde se encuentran todos los beneficios antioxidantes del vino.  Vanesa León, nutricionista de la Asociación de Dietistas Nutricionistas de Madrid aclara que “en el tinto se mantiene la piel de la uva, que es donde hay mayor cantidad de antioxidantes, como el famoso resveratrol, que tanto interés científico despierta. Estas sustancias tienen la capacidad de reducir la oxidación de algunas grasas que circulan por la sangre, como el colesterol LDL [colesterol malo], y evitar así que se peguen a las paredes de las arterias. Además, el resveratrol tiene actividad antioxidante, es decir, previene del envejecimiento prematuro de las células del organismo. Eso sí, para conseguir ese beneficio deberíamos ingerir mucha más cantidad de la recomendada, por lo que la industria de la nutricosmética ya tiene en el mercado diversos preparados de resveratrol concentrado con mayores dosis que las presentes en el vino”.

Esto no quiere decir que el vino blanco este exento de cualidades beneficiosas para la salud. Consumir vino siempre con moderación, reduce el riesgo de enfermedad coronaria en un 30 por ciento. Además de algunas características propias como el contenido dehidroxicinamatos, un componente que ayuda al mejor funcionamiento cerebral. En cuanto a las calorías, el vino blanco gana la partida al tinto, aunque por muy poco., 74 calorías por una copa de 3 a 5 onzas de vino tinto, 70 calorías para el mismo tamaño de copa de vino blanco.

Ahora podéis disfrutar de las cualidades del vino tinto a un magnifico precio gracias a nuestra última oferta. Recuerda Oferta Limitada¡¡¡

Acceso directo  a nuestra Tienda On-Line al Clikar en el banner¡¡¡¡

 

banner oferta inicio verano 2