Otro año más te toca regalarle a esa persona amante del vino algo por reyes; ¿pero qué le regalas? Si ya tiene de todo, termómetros, decantadores, estuches de cata, libros…Nosotros tenemos la solución, Coravin. El regalo estrella para los amantes del vino, salió al mercado hace tan sólo dos años, pero es toda una revolución.

¿Qué hace que Coravin sea tan especial?

Coravin es un dispositivo de poco más de 25 centímetros de altura que permite extraer el vino de las botellas sin necesidad de sacar el tapón. Al no haber descorchado la botella, el vino no entra en contacto con el aire por lo que se evita que el proceso de oxidación comience. De este modo, el consumidor puede disfrutar de su vino favorito a copas y durante largos periodos de tiempo sin que el que vino modifique en absoluto su aroma ni sabor.

¿Cómo funciona?

El sistema de acceso inserta una aguja de acero inoxidable recubierta de teflón de un diámetro muy reducido a través del corcho. Una vez dentro, el sistema Coravin inserta un gas noble –argón– en su interior, presurizando la botella de vino y empujando el vino fuera de la botella. Esto permite, por un lado, servir el vino de la botella y por el otro, al no descorchar la botella, que el vino siga evolucionando como si nunca hubiera sido abierto.

¿Cuándo es funcional?

Se puede maridar los diferentes platos de una comida con diferentes vinos sin necesidad de abrir y finalizar la botella. Asimismo, Coravin puede utilizarse para realizar catas entre amigos en las que se pueden degustar tantas botellas como se quiera. Finalmente, a título individual se puede construir, poco a poco, una colección de grandes vinos e irlos degustando durante largos periodos de tiempo sin que modifiquen su sabor original.

maxresdefault